Mezcal Oaxaqueño

Constantemente confundido con el tequila, el mezcal fue despreciado hasta que se terminó popularizando en todo el mundo. Esta bebida es proveniente de 12 diferentes especies de agave; sin embargo, el agave más utilizado es el Espadín o Angustifolia.

Oaxaca es el mayor productor de mezcal en México, produciendo el 80% en todo el país. Pero más allá de su origen oaxaqueño, es considerado una artesanía por su detallada preparación, ya que tiene un sabor único, aunque sus producciones pueden ser muy variadas por la cantidad de familias que se han dedicado a este mercado y buscan tener una peculiaridad en su resultado.

Para elaborar un buen mezcal, hay que darle tiempo. Primero se cultivan buenos agaves para utilizarlos cuando ya estén maduros y den un buen resultado. Al estar listos, se recogen las hojas para dejar el corazón del agave, el cual es llamado: la piña. Ésta es cocida durante varios días y luego es molida para que se fermente con otros ingredientes. Después de la fermentación, el líquido es vaciado para conservarlo y comenzar el proceso de añejamiento.

Actualmente existen diferentes variaciones de mezcal como lo son el joven, de gusano, reposado, añejo y de pechuga. Los cuales se diferencian por su maduración, ingredientes y producción.

Para beberlo, normalmente, es acompañado con limas o naranjas, sal de gusano, la cual es preparada con una larva cocida y chile molido o sal natural.

El mezcal es tan importante en Oaxaca que desde 1997, se le ha destinado una feria durante el mes de julio. Donde hay degustación de diferentes mezcales y licores de mezcal, conocidos como cremas, las cuales son elaboradas de la miel del agave.

Ven a la Ciudad Oaxaca y hospédate en Hotel Victoria Oaxaca, te atendemos como mereces, además, podrás disfrutar de un delicioso mezcal oaxaqueño en nuestro Lobby bar La Terraza. Reserva la mejor tarifa ¡ahora!